//Las empresas piden más alianzas para impulsar la economía verde

Urgente, justa y que cree oportunidades. Estos son los apellidos que debe tener la transición hacia un modelo de crecimiento más sostenible, que este miércoles estuvo en el centro del debate del Foro Comprometidos, organizado por BBVA y EL PAÍS. El evento, que se celebra a pocos días para que arranque la Cumbre del Clima en Madrid, analizó bajo distintos prismas los desafíos y las oportunidades de esta transformación, en un mundo donde es necesario un esfuerzo conjunto de todos los actores (administraciones, empresas y ciudadanos) para luchar contra el cambio climático.

“Tenemos que repensarlo todo. Un cambio sistémico que no solo nos implica a las empresas, también a los ciudadanos”, afirmó Toni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA, tras la bienvenida, a cargo de Jorge Rivera, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de PRISA, y Carlos Casas, responsable de Talento y Cultura de BBVA. Ballabriga recordó que la banca juega un papel fundamental para impulsar esta transición e insistió en que el sector cuente con una regulación adecuada y una mayor información para conocer los riesgos y tomar mejores decisiones. “Si información estamos perdidos”.

Gonzalo Sáenz de Miera, director de Cambio Climático de Iberdrola, recordó que los combustibles fósiles son los responsables del 80% de las emisiones, pero que la revolución tecnológica que empezó hace una década va a permitir lograr una economía sin hidrocarburos que generará grandes oportunidades para empresas y ciudadanos. “Antes la clave era tener petróleo, ahora recursos naturales”, dijo durante su ponencia. Subrayó que el principal impulsor del cambio tiene que venir de las políticas “fiscales, educativas, industriales, económicas, que haya políticas climáticas en todas las políticas que se hacen”. Pero añadió que es necesaria una estricta cooperación entre todos los actores involucrados para lograr una transición y que esta sea justa.

“Parece que empresas y sector financiero han entendido el mensaje; el tema de la sensibilización es algo que hemos ganado”, recalcó Mar Asunción, responsable del programa de Clima y Energía de WWF España, que pidió al Gobierno que su plan integrado de energía y clima tenga “más intención”. “Hemos iniciado la ruta hacia lo que se tiene que hacer pero vamos demasiado lento. No podemos seguir con el paradigma antiguo”, insistió.

Todos los ponentes, procedentes principalmente del mundo empresarial y de la sociedad civil, coincidieron en la necesidad de fijar objetivos más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático y en crear sinergias entre la sociedad, “el Estado y la empresa”, señaló Cristina Gamboa, consejera delegada de World Green Building Council. La clave, explicó Gunter Pauli, presidente de la Fundación ZERI y creador de la Economía Azul, pasa por repensar por completo lo que hemos venido haciendo hasta hoy. “Tenemos que cambiar los modelos de negocio”.

“El modelo económico actual es no es sostenible porque los recursos son finitos, es necesario hacer de la sostenibilidad un modelo de negocio”, añadió Hugo Morán, secretario de Estado de Medioambiente, que cerró el evento y subrayó la importante oportunidad que representa para España albergar la COP. Morán aseguró que lucha contra el cambio climático representa una prioridad política para el Gobierno, pero que es necesario que todos los actores, desde las ciudades a los consumidores y las empresas, contribuyan a la transición. “El tiempo del que disponemos se nos agota”, zanjó.

Fuente: www.elpais.com

Noticia completa

2019-12-03T08:34:10+00:00 3 de diciembre, 2019|