//Las renovables, una oportunidad de negocio en Latinoamérica

No solo no estamos cerca de cumplir los Acuerdos de París, sino que nos estamos alejando. Las energías fósiles siguen representando hoy en día el 80 % de la energía primaria mundial, según un estudio publicado este miércoles por varios organismos de investigación, con el apoyo del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (UNEP).

El estudio alerta sobre el gran desfase que existe entre la producción estimada de energías fósiles y los objetivos planteados de limitar el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2°C. El mundo se encamina a producir cerca de un 50% más de combustibles fósiles para 2030 de lo que sería coherente para no superar el aumento de la temperatura más allá de los 2°C y un 120% para limitarlo a 1,5°C.

En concreto, las previsiones de producción de petróleo y gas para 2040 superan en un 40 y 50 %, respectivamente, los niveles compatibles con el límite de los 2°C, y la de carbón un 150 %, y hasta un 280 %, de limitarse al 1,5 °C.

Pese a este escenario nada alentador, algunas de las grandes empresas que operan en Latinoamérica han puesto de manifiesto su optimismo durante una conferencia celebrada este jueves en el Palacio de la Bolsa de Madrid, en el marco de la segunda edición del Foro Latibex, organizado por Bolsas y Mercados Españoles (BME), en el que se han dado cita más de 100 inversores europeos y 40 compañías.

Pero “¿son alcanzables estos objetivos de París para 2050?”, ha cuestionado el moderador, Alejandro Varela, gestor del Fondo Renta 4 Latinoamérica, quien ha jugado el papel de abogado del diablo durante la discusión.

La respuesta de Cassio Silva, CEO de la empresa energética brasileña Copel, fue un rotundo “sí”. “Brasil es una potencia muy grande en energías renovables”, ha afirmado y ha detallado que, dado que hay sol todo el año, la solar tiene muchas oportunidades.

“Vuestra industria (la energética) es responsable del 42 % de las emisiones”, ha asegurado Varela, con ánimos de seguir “provocando” a sus interlocutores. Antonio Carlos Velez, consejero de la empresa energética Cemig Geraçao Distribuidora, presente en el estado de Minas Gerais (Brasil), ha intentado salir ileso. “El 99 % de nuestra energía es renovable”, ha asegurado, pese a reconocer que todavía han desarrollado muy poco la solar. En su opinión, el almacenamiento de energía es uno de los grandes retos a resolver si se quiere alcanzar los famosos objetivos.

Para Mercedes Español, directora de M&a y desarrollo de mercado, la empresa española Grenergy Renovables, “hay que ser ambiciosos”. Es necesario también reducir la huella de carbono, el C02 de la atmósfera.

Ella lo tiene claro, “se tiene que cerrar la producción de carbón… No vamos a llegar al 2050 con cero emisiones cerrando cuatro fábricas de carbón y sustituyéndolas por renovables. Es necesario implementar otras medidas.” Y ha destacado el papel de la sociedad civil que se ha organizado y que ha reclamado una energía “más limpia”. “Esto ayuda a mover conciencias”, ha afirmado.

Pero las emisiones cero van a requerir dinero… Seguía retando Varela. Más allá de manifestar sus buenas intenciones, los tres empresarios han dejado claro que si ven un futuro prometedor en las renovables es porque estas son, como han dicho Vélez y Cassio, “una buena oportunidad de negocio”. Para Español, a diferencia de hace unos años, la energía renovable “ya es competitiva” y ha subrayado que la energía solar “es la más barata del mundo”.

“Para esto nacimos, para hacer este tipo de inversión”, ha respondido Velez. Mientras que para Cassio, Brasil es un país “con recursos infinitos” (afirmación polémica, con la que no estarían de acuerdo muchos ambientalistas).

En España, uno de los principales impedimentos de la puesta en marcha de muchos proyectos siguen siendo las trabas burocráticas, ha asegurado Español. Mientras que en países como Chile, México, Perú, Argentina, donde está presente Grenergy, las trabas son otras, como la inestabilidad política, en algunos casos, o la inseguridad jurídica, en otros.

“La primera planta que hicimos al norte de Chile, en los terrenos de un antiguo vertedero ilegal, el trámite medioambiental duró ocho meses”, ha relatado. En general, tanto en España como en Latinoamérica, los procesos para echar a andar proyectos con energías renovables siguen siendo largos, ha señalado.

La experta también ha dicho que la eólica ha sido mucho más productiva que la solar, Cassio ha contado que en Copel tienen 10 % de su parque en eólicas y Velez que en Cemig estas representan un 4 %. Todos han coincidido en que las administraciones deben “dar incentivos” para el buen desarrollo de las renovables.

Fuente: www.innovaspain.com

Noticia completa

2019-11-26T10:25:50+00:00 26 de noviembre, 2019|