Los ERTEs y la exoneración de las cotizaciones han amortiguado la caída de trabajadores autónomos en los últimos meses. Desde la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) consideran “aceptables” las cifras de paro del mes de septiembre aunque consideran que no responden a lo que en realidad está sucediendo.

En el mes de septiembre se produjo un crecimiento en el número de autónomos de 392 personas. El dato contrasta con el del año anterior cuando el crecimiento fue de 4.707 personas.

“No cabe duda de que los ERTE, las prestaciones por cese de actividad para los autónomos y las exoneraciones para empresas y autónomos han ayudado a amortiguar la destrucción de empresas, la caída del empleo y la destrucción de autónomos”, asegura el presidente de ATA Lorenzo Amor. Sin embargo, él también cree que en octubre se verán reflejadas “malas cifras, una sangría de cierres de empresas y de autónomos, y de destrucción de empleo”.

Situación “insoportable”

Por comunidades autónomas, la mayor pérdida de trabajadores de este tipo se produjo en Baleares, con 953 autónomos menos. A estos les siguen Castilla y León, con 525 autónomos menos; Cantabria, con 125 autónomos menos y Aragón, con 294 autónomos menos.

En las cifras oficiales también destaca el descenso del -0,2% en las comunidades de Galicia, con 372 autónomos menos; Extremadura, con 174 autónomos menos y Asturias, con un descenso de 123 trabajadores por cuenta propia.

En septiembre solo subió el número de afiliados en Madrid, con más de 1555 autónomos nuevos.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor recuerda que son muchos meses de caída de actividad con los mimos gastos corrientes. Una situación que califica de “insoportable”. Según indica, la facturación del 60% de los autónomos ha caído ya más de un 50% de media. Eso es lo que provoca que sea “muy difícil la continuidad, a lo que hay que sumar nuevos confinamientos”. Desde ATA presagian un “otoño incierto y malos datos de afiliación para los próximos meses”, ha concluido el presidente de ATA.

Fuente: www.cincodias.elpais.com

Noticia completa